Falta de gasoil: productores de yerba no pueden transportar la cosecha

En Misiones, productores de yerba mate registran grandes pérdidas al no poder transportar las hojas cosechadas a los secaderos.

9

La escasez de gasoil viene impactando gravemente en la cosecha de yerba mate y otros productos en la provincia de Misiones, donde ya se registran grandes pérdidas al no haber combustible suficiente para transportar la producción.

Debido a la alta demanda, las estaciones de servicio tuvieron que racionar el gasoil y establecer cupos máximos de carga que muchas veces no son suficientes.

En este contexto, las estaciones empiezan a despachar a las 6 de la mañana y quedan sin stock en 2 horas. Largas filas de camiones se forman cada día para cargar la ración permitida de combustible, que no llega a llenar el tanque.

Desde YPF afirman haber despachado a Misiones un 34% más de gasoil en julio pasado que en 2019, antes de la pandemia. Pero la fuerte presión ejercida por la demanda de camiones paraguayos y brasileros hace que este aumento de la oferta sea insuficiente. En respuesta, YPF estableció un cupo extra de un millón de litros de gasoil para productores yerbateros, en plena zafra. Si bien esta medida se está cumpliendo, no alcanza para paliar la escasez y los constantes racionamientos. Y aunque muchos llevan bidones, en lass estaciones se niegan a cargarles esas reservas extra.

A esto, se suma la devaluación del dólar “blue” que abarató drásticamente el costo del combustible para los que vienen con guaraníes o reales brasileños, dejando a los productores locales en una situación de desventaja.

Los problemas de desabastecimiento de combustible se han convertido en una constante desde hace meses. El productor y dirigente agrario, Carlos Ortt, afirmó haber sufrido una fuerte pérdida en la cosecha de hoja verde porque cortó la yerba de la planta, pero después no podía mover un camión para trasladar esa materia prima a los secaderos. “A principios de junio cortamos yerba a 100 kilómetros de donde tenemos el secadero y tras un par de viajes, me quedé sin combustible. La gente no sabía eso y siguió cortando yerba y no pudimos levantar esa hoja verde cosechada, se perdió porque estuvo casi tres días en bolsos y se marchitó”, explicó.

FUENTE: La Nación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí