José Orellana: “Creo que no es justo, pero esto no me va a quebrantar”

El intendente de Famaillá dijo que apelará el fallo por el que se lo halló culpable del delito de abuso sexual simple. "No me creo ni víctima ni me sentí nunca culpable", afirmó.

7

El intendente José Orellana se expresó con un tono tranquilo momentos después de haber sido hallado culpable en el juicio que se llevó adelante en su contra por el delito de abuso sexual simple. El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°28 de Buenos Aires lo sentenció a tres años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

“Esperaba una absolución o una falta de mérito, porque todo indicaba ese camino. Cuando salió el veredicto lo tomé con mucha tranquilidad. No tengo el ánimo de creer que esto es para salir enojado. Estoy más tranquilo que nunca. Creo que no es justo y que en la apelación vamos a estar bien. Apostamos a que en la apelación vamos a estar bien”, dijo el ex diputado en diálogo con LA GACETA.

Desde Buenos Aires, momentos después de la audiencia final de un juicio oral que no fue público, el intendente confirmó a este diario el fallo adverso que tuvo de parte del tribunal que integran Carlos Mariano ChediekCarlos Rengel Mirat y Federico Salvá. Los jueces consideraron probado el abuso que denunció la joven el 11 de noviembre de 2016, con acercamientos corporales, comentarios y besos que ella no consintió.

Orellana, sin embargo, insistió que todo ello no ocurrió y que por eso previamente se dictaron tres faltas de mérito y un fallo absolutorio en primera intendencia por falta de pruebas (lo dictó María Alejandra Provítola). “Yo estoy tranquilo porque sé cómo soy. Esto no me va a quebrantar, al contrario. Me va a tener mayor capacidad de trabajo”, apuntó. Y añadió: “esto no se ha terminado. Comienzo una nueva etapa y la voy a asumir con mucha valentía. La voy a apelar porque siento que no soy culpable. Presumo mi inocencia y la voy a defender con la caballerosidad y la honorabilidad que siempre he tenido”.

“La Justicia está en contra de la política”

El jefe municipal famaillense indicó que los fundamentos de la sentencia se darán a conocer el 16 de diciembre. En base a lo que se plasme allí presentará junto a sus abogados defensores una apelación de forma. “Para nosotros nada pasó el umbral de inocencia. Nosotros entendemos que correspondía la absolución. Pero hoy la Justicia está en contra de la política, muy antisistema. En estos momentos nos toca ser el queso en medio del pan”, expresó e hizo mención a lo ocurrido con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad.

En diálogo telefónico, Orellana consideró que hubo animosidad de parte de la fiscalía, la querella y los jueces. “No me creo ni víctima ni me sentí nunca culpable, porque todo lo que se usó técnicamente ha sido todo a nuestro favor. Nunca esquivé el juicio. Pude haber propuesto otras opciones, como una probation o cuestiones económicas, que es lo que me sugerían los abogados. Pero estaba convencido de mi inocencia”, manifestó. Y agregó: “tengo 35 años en la función pública y no he sido denunciado nunca. Si yo hubiera sido mala persona, en estos seis años, desde que fui denunciado, hubiera habido una lluvia de denuncias. Pero no hubo porque no soy mala persona. No se me puede encuadrar en el delito de abuso sexual cuando no se toca ninguna zona pudenda ni en ningún momento existió que ella haya estado sola conmigoa. Las cámaras nunca pudieron comprobar que estuviera sola conmigo. Esto ha sido lapidario”.

“Prefieren quedar bien”

Orellana remarcó que, al no estar firme el fallo que lo inhabilita a ejercer cargos públicos, continúa con sus funciones al frente de la Intendencia de Famaillá. Además, señaló que puede ser candidato en las elecciones provinciales de 2023. “Eso lo establece el Derecho, no es un beneficio que yo creo que lo debo usar. No hay sentencia firme es como que todavía estás en la normalidad de tu vida”, graficó, en alusión a que tampoco puede ser encarcelado.

El dirigente famaillense, esposo de la senadora Sandra Mendoza, aseguró que no conoce a la denunciante, quien trabajaba entonces con la ex diputada Gabriela Troiano. Consultado entonces sobre por qué fue denunciado por la joven, dijo: “hoy hay un embate contra los hombres y a veces los jueces prefieren quedar bien. Hay muchos hombres complicados por estas denuncias judiciales. Hemos llegado a que por cualquier cosa los denuncien y hoy están presos”.

Por Martín Soto

Fuente La Gaceta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí