Tucumán: intensifican el trabajo para el control del dengue

Si bien en la provincia no se registraron casos, desde Salud continúan con los trabajos para concientizar a la población sobre los cuidados necesarios.

9

El ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, indicó que con el aumento de las temperaturas y las lluvias aparecen los mosquitos, como el Aedes Aegypti, transmisor del virus del dengue. En este sentido, recomienda cuáles son las medidas de prevención para evitar su proliferación.

Hoy no tenemos dengue en Tucumán, pero debemos prepararnos, por lo que buscamos concientizar a la población sobre los cuidados: cómo mirar los fondos, patios, entorno de la casa, la plaza cercana para ir transformando estos lugares en espacios seguros”, explicó el titular de la cartera sanitaria.

El funcionario, manifestó que el dengue se transmite por el mosquito y que este, para desarrollarse, necesita agua estancada donde el mosquito deposita su huevo para que se desarrolle la larva y luego el mosquito. “Este puede picar a una persona que está enferma con dengue, que puede provenir del norte de la argentina o de países limítrofes como Brasil, Paraguay o Bolivia, y de pronto ya tenemos dengue. Hoy tenemos el trabajo de prevenir, debemos evitar que haya mosquitos y la manera de hacerlo es mirando nuestro entorno”, detalló.

Medina Ruiz resaltó que, además, se trabaja en conjunto con Educación: “Se enseñan todas las medidas de prevención en las escuelas. La idea es que un día en especial, próximo al fin de semana, nos pongamos todos de acuerdo y a través de los niños nosotros queremos que al volver a sus casas los chicos colaboren y nos eduquen sobre estos conocimientos. Queremos con ellos avanzar en esta prevención”.

Medidas preventivas

La mejor forma de prevenir el dengue, la fiebre chikungunya y el zika es eliminar todos los criaderos de mosquitos.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Por eso, deben eliminarse y evitar que se acumulen, tanto en el interior de las casas como en el exterior (patio y jardín).

Si no se pueden eliminar los recipientes porque se usan permanentemente, evitemos que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores), tapándolos (tanques, cisternas, aljibes) o cambiándoles el agua y cepillándolos frecuentemente (bebederos de mascotas).

Fuente Comunicación Tucumán

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí